El Beso De La Noche (8)

¿Qué obtienes cuando coges un guerrero vikingo inmortal al que nadie recuerda cinco minutos después de irse, una heredera de Apolo que huye por su vida y un semidiós bastante cabreado? Básicamente, obtienes mi vida.
Todo empezó de manera bastante simple. Salvé a una mujer en un club una noche. Lo siguiente que supe fue que la puerta al infierno se había abierto y de allí emergieron Daimons de clases que nunca había visto antes. Guiados por el hijo de Apolo, habían salido para dar fin a la maldición que les condenaba a la oscuridad. El único problema es que debían matar a Cassandra Peters para conseguirlo y si ella moría, también morirían el Sol, la Tierra y todos los que moran en ella. Unidos por el destino, ahora es mi labor proteger a una hija de la raza que he cazado durante cientos de años. Ninguno de nosotros se atreve a confiar en el otro. Pero ella es la única que me recuerda… Más que eso, con su valor y fortaleza, es la única que ha tocado un corazón que creí muerto siglos atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: