Algunas Chicas Muerden – Some Girls Bite (1)

De seguro la vida de una estudiante recién graduada no es exactamente lo que se dice glamorosa, pero era mía. Lo estaba haciendo bien hasta que los vampiros de chicago anunciaron su existencia al mundo, después un vampiro salvaje me atacó. Pero solo tomo un sorbo antes de que otro chupasangre lo asustara… y éste decidió que la mejor manera de salvar mi vida era convirtiéndome en una no-muerta.Resulta que mi salvador era un Maestro-Vampiro de la Casa Cadogan. Ahora debo aprender a encajar en una mansión en Hyde Park llena de vampiros leales a Ethan “señor DE LA casa” Sullivan. Por supuesto, como es alto, de ojos verdes, de cuatrocientos años de edad, posee un encanto de siglos, que desafortunadamente espera mi gratitud y mi sometimiento. Claro… Pero mis crecientes poderes (repentinamente, soy muy hábil con algunas armas algo serias), una inconveniente alergia a la luz solar y la actitud de Ethan, son las ultimas de mis preocupaciones. Alguien todavía quiere atraparme. ¡Será el vampiro salvaje que me ataco?, ¿un vampiro de la casa rival?, ¿una enojadísima turba de gente sosteniendo antorchas? Mi iniciación en la vida nocturna de chicago puede ser la primera batalla en una guerra, y allí habrá sangre…
They killed me. They healed me. They changed me.
Sure, the life of a graduate student wasn’t exactly glamorous, but it was mine. I was doing fine until Chicago’s vampires announced theirexistence to the world-and then a rogue vampire attacked me. But he only got a sip before he was scared away by another bloodsucker… and this one decided the best way to save my life was to make me the walking undead.
Turns out my savior was the master vampire of Cadogan House. Now I’ve traded sweating over my thesis for learning to fit in at a Hyde Park mansion full of vamps loyal to Ethan “Lord o’ the Manor” Sullivan. Of course, as a tall, green-eyed, four hundred year old vampire, he has centuries’ worth of charm, but unfortunately he expects my gratitude-and servitude. Right…
But my burgeoning powers (all of a sudden, I’m surprisingly handy with some serious weaponry), an inconvenient sunlight allergy, and Ethan’s attitude are the least of my concerns. Someone’s still out to get me. Is it the rogue vampire who bit me? A vamp from a rival House? An angry mob bearing torches?
My initiation into Chicago’s nightlife may be the first skirmish in a war-and there will be blood…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: