Alto, Moreno y Hambriento / Tall, Dark and Hungry (4)

Terri ha volado desde Inglaterra para ayudar a organizar la boda de su prima Katie. Pero los hoteles de Nueva York cuestan una barbaridad, así que la nueva familia política de Katie le ofrece a Terri hospedaje.
Lo que es innegable, es que son una panda extraña: por un lado está Lucern que, según como se levante, es el más amable del mundo o la persona más amenazante que te puedas encontrar; luego está Vicent, el actor (¿os podéis imaginar a un hambriento Drácula bailando y cantando en un casting de Broadway?); y, finalmente, está Bastien —mucho más alto, oscuro y hambriento que los otros dos. Con sólo mirarle a los ojos, Terri tiene que reconocer que está colada por él. El problema es que es precisamente Bastien el que la ha ofrecido alojamiento y, si se queda con él, no serán los precios de los hoteles de Nueva York los que consigan desangrarla.
La inglesa Terri Simpson ha cruzado el océano para asistir a la boda de su prima Katie con Lucern Argeneau (los protagonistas del tercer libro de esta serie: Vampiro blanco, soltero, busca…). Una vez en Nueva York, la alojan en el lujoso ático de Bastien, un hombre inteligente, amable, sensual, atractivo…. por el que Terri se siente inmediatamente atraída y muy a gusto disfrutando de su compañía. Pero lo que esta inglesa no puede ni imaginarse, es que está a punto de conocer a una auténtica familia de vampiros y que su prima ya no es del todo humana.
Bastien Argeneau ha sido siempre el responsable de la familia, el hombre que tiene una solución para todo. Por esta razón, la primera persona a la que acude su futura cuñada para que aloje a su prima es a él. Y lo que menos se esperaba Bastien en sus cuatrocientos años de vida es que terminaría enamorándose. Terri es un soplo de aire fresco y puede llenar todo aquello que le falta en su existencia.
El problema es que Vicent, el alocado y mujeriego vampiro, también está invitado a la boda, se alojará con Bastien e intentará darle a Terri uno de sus “mordisquitos” de amor. Así que Bastien tendrá que poner toda la carne en el asador para conquistar a la mujer de su vida.
New York hotels cost an arm and a leg, and Terri had flown from England to help plan her cousin’s wedding. The new in-laws offered lodging. But they were a weird bunch. There was the sometimes-chipper-sometimes-brooding Lucern, and the wacky stage-actor, Vincent. (She couldn’t imagine Broadway casting a hungrier singing-and-dancing Dracula.). And then there was Bastien. Just looking into his eyes, Terri had to admit she was falling for him – someone even taller, darker and hungrier than the other two. She was feeling a mite peckish herself. And if she stayed with him, those bloodsucking hotel owners wouldn’t get her!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: