Ni Muerta Ni Casada (1)

Ha sido una semana de lo más movidita para Betsy Taylor. Primero, pierde su trabajo. Luego, para colmo, muere en un accidente de coche. Pero lo que realmente le molesta (además de despertar en la morgue vestida con un traje color rosa chicle y zapatos baratos, cortesía de su madrastra), es que no logra permanecer muerta. Todas las noches se levanta con un antojo terrible de sangre. Y la dieta líquida no le sienta demasiado bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: